lunes, 22 de febrero de 2016

Sobran graci-ETA-s

En este último año venimos asistiendo a un tipo de política bastante ridícula en algunos ayuntamientos -a lo mejor ahora empezamos a verlo también en el Gobierno-. Consiste, básicamente, en decir muchas tonterías, y en hacerlas para salir en los periódicos. ¡Ah! Y siempre gestionan de forma magnífica. Lo más importante, es que hay que dar lecciones de todo.

En la actualidad, con las redes sociales, sobretodo los jóvenes, nos dedicamos a hacer fotos de todo. Lo subimos a todas las plataformas posibles, no por el hecho de enseñar a nuestros amigos que nos lo estamos pasando muy bien. Lo hacemos para que vean que nosotros sí podemos hacer eso y ellos están en su casa mirando las fotos desde un sofá. Subimos una foto nuestra frente a un espejo para que todos vean que somos muy guapos y tenemos una camisa nueva de Ralph Lauren. La gente nos ve y hablan de nosotros. Nos ponemos 'cachondos' cuando somos el centro de atención y algunos ya le han cogido el gusto. Eso en mi pueblo se llamaba pretenciosidad. Ahora, lo llamamos 'postureo' y lo podemos extrapolar a los 'partidos del cambio'. Se ponen 'cachondos' cuando hablamos de ellos.

Mi querida Carmena y su equipo de gobierno se llevan la palma en esto de la 'política del postureo'. Sobretodo en el área de cultura. Empezó pidiéndonos a los jóvenes que limpiáramos las calles de Madrid. Siguiendo con la cabalgata de reyes magos, que más que un desfile de reyes era de carnaval. La última ha sido la de los malditos titiriteros y el muy vergonzoso "GORA ALKA-ETA".  Lo peor es que hay gente que sale a defender las 'carmenadas'. Esto solo podría pasar en un país de pandereta como España.

Hoy, se ha nombrado non-grata a una persona, por primera vez en la historia de la ciudad de Pontevedra. Sí, a Mariano Rajoy, Presidente de España y de todos los pontevedreses. Le pese a quién le pese.
Yo creo que dejando de lado su actual cargo, ¿es non-grato un señor de una ciudad en la que ha sido concejal? ¿Es non-grato un señor de una ciudad de la que ha presumido, orgulloso, desde los 15 años?¿Es non-grato un señor de una ciudad que la ha vendido allí donde iba? ¿Es non-grato un señor de una ciudad de que la siente como suya? 
Le han designado non-grato por una cuestión ideológica. Podría decir por esto, que es un acto fascista en toda regla, o completamente antidemocrático, pero no llega ni a eso. Esto es una medida de gilipollas. 
¿Qué ganan con esto? Sacar cuatro votos, que yo, ni querría. Aquel que defienda esta medida pierde todo mi respeto político. Lo único que consiguen es hacer daño a una persona que ama su tierra.

Esto es la 'política del postureo'. El nada para la nada. El hablar por hablar. El hacer por hacer. El molestar por molestar. No se bajan los sueldos. No limpian las calles. No cuidan a los inversores. Hay gente que les vota con ilusión creyendo que van a cambiar algo, pero solo hablan y se hacen muchas fotos. Si cambian algo, es para peor. Esta gente ni trabaja ni deja trabajar. Hay personas y partidos que sí trabajan por cambiar y mejorar España, pero hay gente que señala y critica a los que quieren realmente esforzarse, por tener ideas diferentes. Estas bromas ya cansan.

Un saludo,
Ángel Brotons

viernes, 19 de febrero de 2016

Libertad de escracheo expresivamente

Yo creé este blog por mi descontento, vuelvo a él por mi indignación. 
Ahora políticamente incorrecto.

Pongámonos en situación. Día 16/02/2016. Un grupo de policías municipales escrachean al concejal madrileño de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, de Ahora Madrid. Hasta aquí.

Estos escraches -o más bien un ACOSO a los políticos en el ámbito privado -se llevan realizando a dirigentes del PP desde el años 2011. Estos actos antes eran 'libertad de expresión' y eran defendidos a ultranza por la izquierda española como protección ante cualquier situación injusta. Retomemos el concepto 'escrache'. Esta bien ir a la casa de la Vicepresidenta del Gobierno, con sus hijos dentro, o a la casa de Señor González Pons o increpar a la Señora Cifuentes cuando iba sola. Eran libertad de expresión e inevitables para defender situaciones injustas. Olé.

La actual alcaldesa de Madrid, Doña Manuela Carmena, nos aclaró que los escraches era un simple "ejercicio del derecho de protesta" o para la actual alcaldesa de Barcelona, Ada, eran "acciones pacificas e inofensivas" -os invito que veáis alguna imagen del escrache que sea y veréis que de pacífico e inofensivo tiene NADA-. 

Volvámonos a poner en situación. Este pasado martes sufrió uno el Señor Barbero, pero además de participar personas en dicho acto -despreciable-, participó la doble vara de medir de la izquierda. Don Pablo Iglesias, desde este martes, se atreve a crear dos clases de escraches. Unos, sus escraches, los que se hacen en defensa del pueblo, y luego hay otros.  Para Barbero, aún hay más. Lo que antes era algo "correcto y respetable", cuando se ha producido contra él, lo ha condenado como "acoso" y a los participantes, "fascistas". ¿Y cuándo el mismo Javier Barbero participó en un ESCRACHE a Alberto Ruiz-Gallardón? Era un demócrata por participar y obviamente, libertad de expresión. 
Por supuesto, y como era de esperar, los medios de comunicación afines a Podemos han salido en su defensa, argumentando, efectivamente, que lo producido el día 16 no fue de ninguna manera un escrache, fue un acto violento.

¿El acoso a Rosa Diez en 2010 en la Complutense? ¿ Y al Señor Felipe González, Ruiz-Gallardón y Carlos Slim en la Universidad de Alicante? Ustedes saben la respuesta. ¡Libertad de expresión! Han acertado. 

Yo condeno cualquier tipo de acoso, cualquier tipo de agresión, cualquier tipo de comportamiento violento sea de quien sea y jamás diré que es democrático. Un escrache, es un escrache. Aún así para algunas personas las acepciones de un término cambian según les convenga. 

Voy a argumentar jurídicamente en honor a mi profesora de Constitución, que espero que no lea lo que escribo. 
Esta claro que tenemos la obligación de proteger y defender el Art. 21 y 22 de la Constitución Española, el derecho de manifestación y asociación respectivamente. Sin embargo, hay algo más allá que debemos respetar, que no es contradictorio y que algunos, o no lo ven, o no quieren verlo. 
¿Dónde se respeta en un escrache el Art. 10 de la Constitución sobre la dignidad de la persona?¿Dónde queda en un escrache el Art. 15 derecho a la integridad física y moral?¿Dónde queda el Art. 16 que garantiza la libertad ideológica?¿Y el 17?¿Y qué pasa con el Art. 18 CE el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen?¿Y el 20?
Habrá más artículos que me deje -tampoco me se muchos más-, pero ¿es realmente un escrache garante de la libertad de expresión?¿Es realmente un escrache un "mecanismo democrático"? La respuesta la tienen ustedes. No juguemos al simplismo. No dejemos que cambien nuestra opinión según ellos cambian sus respuestas.

Últimamente parece que desde ciertos sectores políticos se pretende decidir donde y cuando, empieza y termina, la libertad de expresión y si no estás de acuerdo con ellos eres un facha.
Hay que empezar a pedir sensatez y coherencia, a todos los partidos e ideología, porque la doble varita de medir huele a moho.

Recuerden, ahora los escraches son "actos fascistas". ¿Ahora?

Sin nada más que añadir,
un saludo,
Ángel Brotons.

sábado, 8 de noviembre de 2014

Monago y su corrillo

El señor José Antonio Monago, presidente de Extremadura, el hombre que dijo que había que hacer todo contra la corrupción tan solo hace tres días, resulta que hacía desplazamientos varios a Canarias para ver a una novieta suya pagados por todos. Esas declaraciones TRES días después dan vergüenza.  

No quiero ser yo el que ataque al Partido Popular en mi primer post, pero si que me molesta el comportamiento de Monago. Este que se cachondeaba de Fabra, mientras el president no podía decir nada. El presidente de los extremeños a reconocido su culpa y ha aseguro que devolverá todo el dinero, pero creo que ahora le toca recibir críticas y espero que se recreen.

De momento, el Consell ha decidido que no tiene que hacer ninguna declaración al respecto, en un acto de sublime educación y respeto por el partido. No como hacían otros. Sin embargo, yo creo que estoy en  mi derecho de expresar mi vergüenza en un acto de reivindicación hacia el PP Extremeño.

El Sr. Monago que no ha parado de criticar y criticar la gestión de Alberto Fabra y su legitimidad como presidente de la Comunidad Valenciana, creando tensiones dentro del Partido Popular. Un señor que presumía de su maravillosa gestión económica en Extremadura, intentando convertir a su comunidad en el "paraíso fiscal" español cuando tenía un saldo positivo de 3.000 millones de euros en la última balanza fiscal, o augurando que si se diera el caso haría pactos con Podemos -no es de extrañar, más o menos tienen un discurso populista igual de atractivo-, ahora resulta que le salta un caso de corrupción. Vaya con José Antonio.

Fabra ha tenido que aguantar burlas de todo tipo por parte de este señor y su corrillo, para que pudieran ganar un puñado de votos. Monago acusó a Fabra, al presidente de Baleares, Bauzá, y al presidente de la Región de Murcia, Valcárcel, de nacionalistas, siendo todos de su mismo partido, porque reclamaban una financiación más justa. Es que a él, el gasto publico se lo pagamos el resto de españoles. Justo ahí no se queja de lo valenciano. Vaya con José Antonio.

La cosa por parte de los populares extremeños no es solo esto, entre otras, su secretario general, Fernando Manzano, mencionó que José Antonio Monago sí que conocía a sus votantes ya que él había ganado unas elecciones y Alberto Fabra, por lo tanto, no a los suyos. Ahora yo, retomando las palabras de su secretario general pregunto 'Monago conocía a sus votantes, pero y sus votantes, ¿conocían realmente a Monago?' 

Este señor lo único que ha hecho durante su mandato ha sido molestar y criticar el trabajo duro de otros, como el del president de la Comunidad Valencia, que le tocó solucionar el déficit y limpiar el nombre del PPCV de los casos de corrupción. Más que del Partido Popular, las palabras del señor Monago parecen de IU -su aliado- y lo vergonzoso es que el problema no son las palabras, es el emisor, un compañero de partido. Desde Génova no movían ni un dedo y en Valencia aguantado sin rechistar. 

Creo que ya ha llegado la hora de ver si el presidente de Extremadura, ha traído algo bueno y si me lo permiten, no estaría nada mal revisar el sistema de financiación autonómico, que Monago solo se dedica a criticar con su ironía característica.


Un saludo.
Ángel Brotons

Encantado, pero descontento

Estimados lectores, si alguien está leyendo esto, ante todo gracias. He decidido escribir este blog -de política- ante la necesidad de expresar mis ideas,mis opiniones, mis pensamientos y mis preocupaciones, que cada vez son más criticadas que hasta a veces yo mismo dudo de ellas. 

Aún no saben de que pie cojeo, pero les diré que mi indignación es alta, pero hay momentos en los que a veces hay que aunar fuerzas y mantener la boca cerrada hasta otro momento. Esto ya lo irán entendiendo con el tiempo.

Si no me conocen, no andaré con rodeos, a día de hoy tengo 17 años, pude ser que alguien piense 'algo pequeño para opinar de política', y seguramente tengan ustedes razón. Ahora bien, les aseguro que pienso y digo cosas más coherentes que algunos "círculos", y con esto ya conocen mi pie malo.

Tengan por seguro, que no soy el mejor escribiendo, pero espero que mis ideas queden claras e intentaré siempre expresarme desde el respeto. 

Alicantino, Valenciano, Español y Europeo.
Un saludo y gracias.
Ángel Brotons